Warning: Use of undefined constant selements - assumed 'selements' (this will throw an Error in a future version of PHP) in /home/ricardo3/public_html/biointegracion.cl/web/wp-content/plugins/shortcodes-elements/shortcodes-elements.php on line 146
Osteopatía

Osteopatía

Se utiliza para el tratamiento de enfermedades y lesiones del aparato locomotor como discopatías, dolores de espalda, articulares y musculares, lumbagos, ciáticas, etc.

Por medio de la intervención del terapeuta en músculos, articulaciones y posturas, utilizando para ello las manos, el peso del cuerpo, etc. en forma precisa y profunda, desbloquea, devolviendo movilidad y recuperando su función.
También se utiliza como parte del tratamiento psicológico, la Psicosteopatía ya que en los músculos está la memoria emocional.

Osteopatía y los Puntos Gatillo

Esta terapia busca los puntos más sensibles e irritados y las bandas de dolor que penetran profundamente en los músculos y que son conocidos como puntos gatillo y aplica presión para liberarlos. Pueden provocar una irradiación de dolor hacia otros músculos e incluso a los órganos del cuerpo, a menudo lejos del punto detonante original. Determinadas partes del cuerpo son más susceptibles de albergar puntos detonantes y dolor porque están ubicadas en las zonas de mayor estrés biomecánico. Un área habitual para el desarrollo de los puntos detonantes son los trapecios y cuello, así como los músculos dorsales y lumbares.

Se aplica también el uso de movimientos de fricción (para soltar las bandas duras asociadas con los puntos detonantes) combinado con movimientos para alargar los tejidos musculares y conectivos, es decir, presión profunda y sostenida, pequeños movimientos de fricción, seguidos de amplios pases de arrastre favoreciendo la circulación. La meta de la osteopatía es aplicar presión suficiente y pequeñas fricciones profundas con los dedos en esos puntos, para liberar su contracción crónica.

Todo esto da lugar a un desbloqueo rápido, eficaz y profundo, devolviendo al

paciente movilidad y liberándole del dolor. Como el músculo está  relacionado directamente con las emociones, las emociones no expresadas, sostenidas traumáticamente en forma de contractura muscular y rigidez de la fascia, cuando el músculo recupera su función se produce liberación y desbloqueo emocional.

Liberación Miofascial

La liberación miofascial es una forma de manipulación del cuerpo que tiene como objetivo devolverle el equilibrio mediante la liberación de la tensión en la fascia. La fascia es un tejido como una tela que envuelve el músculo.

Se emplean movimientos largos de estiramiento. Debido a que la fascia proporciona fuerza, apoyo y forma al cuerpo, desempeña un papel clave en cualquier tipo de trabajo corporal. En su estado natural la fascia está relajada y estirada. Sin embargo, se puede constreñir debido a un traumatismo, como una enfermedad, una lesión física, una mala postura habitual, y al estrés físico y emocional. Si la fascia se pone tensa o se distorsiona, puede llegar a tirar de los músculos y de los huesos desplazarlos de sitio y desembocar en dolores y falta de movilidad.

Para eliminar la tensión del cuerpo de forma duradera es necesario liberar la fascia. Si un terapeuta trabaja sólo para relajar los músculos, el paciente puede sentir alivio temporal; sin embargo, la tensión reaparecerá si las constricciones subyacentes en la fascia que une los músculos permanecen sin tratar.

La fascia se compone de un agente gelatinoso, que tiene la propiedad de reblandecerse cuando se calienta. En la liberación miofascial, el terapeuta emplea los dedos, las palmas de las manos y los codos, para calentar la fascia con el fin de hacerla más maleable, a continuación lleva a cabo estiramientos suaves y sostenidos para alargarla, de esta manera elimina la tensión y la constricción que son la fuente del dolor y de la incomodidad.

Ricardo Vicens Rosenbusch